Entrevista en Cheaper than Portugal #3

38.1

Entrevista que salió en el fanzine Cheaper than Portugal. Las respuestas son de unos meses antes de salir Lo Pitbull, por cierto, y de una de ellas improvisé la contraportada.

:::::::::CHEAPER THAN PORTUGAL #3::::::::::

1)De primeras: ¿Quién es Juarma? ¿Es buena gente?

Pues un tipo que se divierte mucho haciendo fanzines e intentando entender la vida haciendo chistes, entre otras cosas. Lo de ser buena gente o mala gente, pues no te sabría decir y sería incapaz de autoevaluarme como persona. Y el ser buena gente o mala gente, depende de con quien me compares.

2)Eres el primer autor al que entrevistamos… ¿Qué tienes que decir al respecto? (De paso pido perdón si la entrevista es algo cutre… no estoy de ello) También el primer andaluz.

Pues no se, ¡gracias!, me parece guay poder soltar por aquí cuatro o cinco chorradas y quedarme tan pancho y tan ancho. Un fanzine siempre debería tener mil reseñas y mil entrevistas.

Sobre lo de ser andaluz, si estáis esperando que os cuente un chiste, siento decir que no me se ninguno.

3)Pros y contras de vivir en Andalucía. ¿Es verdad que se puede vivir al margen de la ley?

Bueno, la imagen que de Andalucía tenéis los españoles de Despeñaperros hacia arriba debe ser algo así como muy folclórica, como si aquí en el sur fuésemos una mezcla de “El Vaquilla” y “Los Morancos“. Una especie de gentuza como del tercer mundo, que tenemos un acento gracioso, hacemos el tonto por ahí, tocamos las palmas todo el día y somos unos incultos y unos vagos. Las generalizaciones tienen mucha comicidad. En un chiste quedan graciosas, pero cuando alguien pretende dar una justificación seria haciéndose el intelectual al hecho de ser andaluz, o vasco o gay, queda como un subnormal. En Andalucía tenemos: miseria, incultura, represión, unas diferencias de clase abismales, paro, marginalidad… como en todas partes. Pero hemos tenido la puta suerte de que nos encasillen en un estereotipo muy desprestigiado, lo que hace que todas esas desigualdades de clase se acentúen. Supongo que también tiene que ver que no tuvimos la suerte de que Franco nos pusiera fábricas, porque la explotación agraria poco tiene que ver con la explotación industrial. ¿Al margen de la ley? Qué risa.

Los pros de vivir en Andalucía o los contras, pues los mismos que en cualquier otra parte. La estupidez no nos mira el DNI. Y he de añadir que mi única bandera es la española, por si acaso ha parecido que hago un alegato de algo.

4)¿Cuál es tu disco preferido y cual escuchas más últimamente? Puestos a escoger ¿RIP o Eskorbuto?

Buff, no se, quizás el “Demasiados enemigos” de “Eskorbuto” o “Mientras no cueste trabajo” de “Melendi“, el “Horrores varios de la estupidez actual” de “713AVO Amor“… o alguno de “Iggy Pop” o “Matisyahu” o “The Strokes“… Depende del día. Últimamente escucho cosas tipo “La URSS“, “Harlem“, “Los Campesinos!”, “Los Punsetes“, “Mujeres“, “Fausto Rossi“, “Guadalupe Plata“…

“Eskorbuto” me fascina. De “RIP” habré escuchado una o dos canciones.

En general, me gusta la música, pero no los músicos, que me parecen unos idiotas, unos cantamañanas y unos drogadictos, así en general. Desde un multiventas hasta el que toca en las fiestas de mi pueblo.

5)¿Y de fanzines?¿Qué le recomiendas a las juventudes?

Pues que hicieran, compraran y leyeran fanzines. Que las posibilidades de un fanzine son infinitas y que son una forma de comunicación libre, espontánea y subversiva. Y con los tiempos que corren, con esta tontería generalizada, son muy necesarios. A mi me parece muy admirable que haya personas activas que decidan hacer algo sin una motivación económica. Eso, en esencia, es algo maravilloso. Y más desde la bofetada de pasividad, pedantería inocua y pajerismo a go-go que nos ha dado el internet. Para mí los fanzines son un medio en si mismo que me permite expresarme con libertad, que me divierten y que, sobre todo, me hacen feliz.

Recomiendo aquellos fanzines que sean muy personales, que sean naturales, que me cuenten cosas que no se pueden ver en otro tipo de publicaciones. Aquellos que no van de listillos ni de pseudo profesionales. Me encantan las grapas y las fotocopias. Me lo paso teta con el “Herpes“, con el “Hum“. Compro o intercambio todos los que puedo.

6)¿TMEO, Jueves o Cretino?

Pues leo las tres, y me parecen imprescindibles, cada una en lo suyo.

Pero como no quiero quedar de buen rollista ni de salomónico, te diré que el humor que más me gusta es el que hacen en el “TMEO“, que en general me suele hacer bastante gracia. El “Cretino“, con 40 páginas hubiese ido que chutaba. Y “El Jueves” a veces me parece una marcianada, con ese rollo freak tan cansino. Ojalá vuelvan a poner el servicio militar obligatorio y se acabe esta maldita oleada de frikismo.

Pero vamos, estas opiniones son como lector habitual de las tres publicaciones.

Como dibujante me quedo, obviamente, con “Cretino“, que son los que confían en mí.

7)¿De todos lo sitios donde publicas/has publicado, en cual estás/has estado más comodo? (Esta pregunta iba hilada a la anterior, pero busqué y ya vi que en el Jueves aún no has sacado nada… de lo malo me saco dos preguntas de la manga)

Estoy más cómodo en los fanzines a fotocopias que hacen mis amigos, como por ejemplo, en “El Borde“, que creo que es el sitio del mundo donde más me gusta dibujar. En verdad en papel nunca he estado muy cómodo en ningún sitio y tampoco duro mucho, dicho sea de paso. No aguanto a la gente poco seria y por eso me dejo ver poquito fuera de “¡Viva Rumanía!” y de mis fanzines. Excepto lo que muy de cuando en cuando hago en el “TMEO“, sólo colaboro en publicaciones de amigos. Las propuestas sin pasta de por medio de tipos a los que no conozco me las tomo a chufla. Prefiero ir a mi aire y ha llegado un punto en mi periplo underground en que huyo como de la peste de publicar con desconocidos.

8)¿Qué hay de la opinión generalizada de que los fanzines se leen mejor en el W.C.?

Me parece una tontería, como todas las opiniones generalizadas .Se me ocurren mil sitios mejores donde leer un fanzine, como por ejemplo, en un parque al solecito con un canuto y una litrona.

9)Hace algun tiempo me dijiste que sudas de las distris ¿Alguna mala experiencia? Algunos lo hacemos de (relativa) buena fe

Ya se que lo hacéis con buena fe, hombre. Suelo tener prejuicios con las tiendas y con las distribuidoras. De hecho, al único sitio donde voy personalmente a dejar mis tebeos, es en la “Librería Subterránea“, de Granada. Paso de tiendas, de dependientes y de distribuidores, y una de las cosas de las que estoy más orgulloso es de haber vendido más de 250 copias de “Chupando tarjetas” sin pisar una librería. Y mucho menos una distribuidora.

Cuando alguna distribuidora se ha puesto en contacto conmigo para vender mis fanzines, no me han parecido serios. Es tan simple como eso. No puedo mandar a deposito 20 o 30 fanzines a un desconocido. Prefiero gastarme ese dinero en regalar el fanzine a mis amigos. Si alguna distribuidora quiere vender ese material, se negocia un precio que nos beneficie a ambos y punto, no hay que darle muchas vueltas. Pero bueno, te hablo de fanzines a fotocopias con 40 páginas que se vendían a un euro, más fáciles de vender que una madre. Ahora, les paso el muerto a los del “Cretino“,y de hecho, algunas distribuidoras tienen los fanzines en su catálogo.

Yo los discos o las drogas no las compro a depósito.

10)¿Qué nos cuentas de “Lo Pitbull”? Sigue la línea de “El orgullo de ser nazi” y “Noches de MDMA y rosas” (vamos, sin línea)? ¿Tienes previsto volver al mundo de la fotocopia?

Jajaja… Bueno, aunque esas acumulaciones de chistes puedan parecer muy caóticas y sin sentido, si tienen una línea o al menos, eso pretendo cuando me pongo a dibujar un fanzine. De hecho, son muchas las diferencias que creo que hay entre los tres.

Con “El orgullo de ser nazi”, que fue la primera vez que hice un fanzine sin yo controlar el proceso de venta porque lo editaba “Cretino“, quería hacer un tebeo anticomercial a conciencia. La elección del título, de los chistes… Hay muchas viñetas donde pretendía no ser gracioso a propósito y más que provocación, creo que hay una experimentación. No exagero cuando digo que podría escribir un tocho de teoría del humor con todas las justificaciones que he tenido que dar de este fanzine.

“Noches de mdma y rosas” es bastante diferente, o al menos eso pretendía al hacerlo. Quería hacer un humor más amable y que la gente dejara de decirme que soy polémico y bestia, pero parece que siguen pensando lo mismo. Metí muchos personajes, intenté ser más reflexivo y dar el puñetazo al final de cada página.

Y “Lo pitbull” es como un ajuste de cuentas con mi entorno, estoy metiendo mucho texto y creo que es el fanzine más personal de los que he hecho.

Tengo el mono de hacer ya algo a fotocopias, la verdad. Me gusta hacer monigotes y me encanta distribuir y vender yo mismo mis fanzines. Ya tengo preparada la super grapadora por si acaso.

11)Últimamente le he dado muchas vueltas a un asunto: ¿Crees que el termino “fanzine” tiene límites? De ser así, ¿dónde están? ¿En el precio? ¿Medios? ¿Formato? ¿Distribución? ¿Cuándo un fanzine pasa a ser una revista con todas las letras?

Los límites los marca nuestro propio gusto. Los fanzines son casi una expresion personal, y cada uno pone los límites que le sale del pijo, y eso es un poco la esencia. Podemos decir que tipo de fanzines nos gustan y cuales no. Y en los gustos y opiniones no tiene mucho sentido una reflexión que marque unas pautas que todos deberíamos seguir. Es más, esa ausencia de reflexión, esa carencia de rigidez y esa patada en el culo a la motivación económica, hacen que los fanzines sean tan maravillosos, sorprendentes y subversivos.

A mí me gustaría poder hacerlos toda la vida.

Muchas gracias y larga vida a “Cheaper than Portugal“!

Deja un comentario